jueves, 26 de noviembre de 2009

Poesía para vivir pensando.



A veces pienso que me conozco hasta que me decepciono conmigo mismo y entoces veo lo imprevisible que es el alma humana. Y que puta.


...A veces pienso que mi destino esta escrito en un trapo que mi madre utiliza para limpiar el suelo.


A veces dejo de pensar un momento, y soy más feliz.


Pero... es un precio demasiado caro.


Nota mental:

Ahora entiendo tanto imbécil suelto.

.

No hay comentarios:

Cada vez que entras en mi blog, una niña recibe un balonazo...

niña ostion Que penica madre!!