domingo, 14 de junio de 2009

Yo prefiero el amor.


- Es que me cuesta creerlo...


- Va. No pienses más en eso... es una tontería.

- No es una tontería. Para mi es importante.

- Para mi no, no me interesa nada ese tema.

- No es sólo política. Joder.

- Me ha obligado mi madre. Dice que es mejor para la empresa.

- Claro, y no tienes lengua para decirle lo que piensas... No me esperaba esto de ti. Sólo es eso. No pienses que voy a dejar de quererte.

- Faltaría más por una tontería así.

- ... Te repito que no es una tontería. Estás votando a un partido que hace 40 años me hubiera pegado un tiro por mi forma de ser.

- No estamos en hace 40 años. Estamos en el siglo 20. Ya no hay ni rojos, ni verdes, ni azules. La gente cambia.

- Siempre serán grises esos cabrones. Al menos si me vas a pegar un tiro hazlo porque quieres. No porque te obligue tu madre.



(Depués de exponer nuestras ideas nos abrazamos decidiendo (ella) no hablar más de política en el desayuno.)



La verdad es que, me llena de valor una cita de Neruda que decía:

"Yo prefiero el amor. La política es una obsesión para otros. No es la mía..."

(Así contestó a L'Express, cuando le preguntaron sobre sus inquietudes más evidentes: La poesía y la política.)



Pero, tristemente como dice Bertolt Brecht...


El peor analfabeto es el analfabeto político.

Él no oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos.

Él no sabe que el costo de vida, el precio del poroto, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas.

El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política.


No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.

2 comentarios:

Suringe dijo...

Lo que tiene de bueno el facha, es que se le ve venir. Y eso le da tiempo a uno para prepararse.
Además, el facha no ha nacido ayer. Siempre ha habido fachas. En la Biblia ya salen fachas, no digo más. Total, que no hay por qué temerles. Respetarles sí, porque los muy hijoputas te la pueden liar parda, pero no temerles.

Pedro Pruneda dijo...

En todas partes hay fachas, yo los he visto hasta en la izquierda...

Saludos, me gusta tu blog, pásate por Absurdilandia si gustas, te reirás un rato :-) Un abrazo

Cada vez que entras en mi blog, una niña recibe un balonazo...

niña ostion Que penica madre!!