miércoles, 27 de enero de 2010

C'est la vie


Terminando la carrera... pensando en la siguiente.

Me asomo a ese oscuro camino llamado futuro y ya me siento lejos de ti.

Y aunque se que nos encontraremos al final, no dejo de pensar en lo que dijiste...

No quisiera darte la razón.

No quiero darte la razón.


La vida ya es bastante dura poniendo notas de corte válidas a 800 km de tus besos y un futuro laboral incierto. Cementerios nucleares. Pandemias de quita y pon. Desastres humanitarios... Y bueno, básicamente el índice de capítulos de Callejeros.


El futuro es líquido y como tal, a pesar de las dificultades que pueda encontrar a lo largo de su curso, sigue su camino y no se detiene.


Pese a todo. Seamos optimistas.

Confiemos el uno en el otro.


Y si esto te resulta imposible por haber contraído el hábito de creer en el mundo exterior
pensemos al menos:

"Yes, we can"

(...A él le funcionó)

2 comentarios:

noveldaytantos dijo...

A propósito de los cementerios nucleares: me han dicho que van a poner uno bajo El Corte Inglés de Alicante.
Dicen que como atracción turística es el no va más. Ya me dirás.

Franky Molotov dijo...

Y como guías pondrán a las dependientas de la sección de perfumería. Se descubrió hace poco que las capas de maquillaje y botox eran un poderoso blindaje antiradiación.

Cada vez que entras en mi blog, una niña recibe un balonazo...

niña ostion Que penica madre!!